jueves, 6 de octubre de 2011

Notas de clase: La muerte de un genio

   Hoy, ha muerto Steve Jobs... y también unos cuantos miles de personas más, la represión en Siria continua aumentando las cifras de muertos, EEUU coloca "escudos antimisiles" mientras los Rusos se quejan y los buitres continuan royendo los huesos de la saqueada Grecia sin quitar sus ansiosos ojos de la famélica España. Pero nada de esto es importante, la noticia es que ha muerto Steve Jobs. Aquel tipo que demostró poder crear una de las más grandes empresas del mundo tan solo a base de vender productos "más o menos" buenos a tres veces el precio de sus competidores directos. El gran genio que mostró al mundo como una buena imagen de marca vale mucho más que lo que realmente ofrezcas. Lo importante es la presentación y el bombo, no el producto ofertado.

   Lo peor es comprobar como no importan que estallen guerras, se aprueben medidas económicas abusivas o los mercados se desplomen de nuevo. Todo eso apenas conseguirá que una indiferente minoría, con suerte, haga un breve e ignorante comentario durante el café. En cambio, muere un "gran personaje" (uno además con los días contados) y, como ya ocurrió con Amy, su muerte se convierte en la noticia más comentada y conocida en todo el mundo en menos de dos horas, provocando que fluyan interminables rios de halagos hacia su persona y talento.

   Aunque a mí, lo que realmente me extraña es que esta mente preclara no utilizase su último suspiro para presentar un nuevo y revolucionario producto, el i-Die. El morbo y la estupidez harían que los borregos arrasaran las tiendas. Hubiese sido todo un gran logro brillante a la altura de este genio. Pero quizás estoy adelantando acontecimientos, al fin y al cabo, si es cierto que Apple piensa continuar el camino que les marcó este gran hombre, seguro que aprovechan el tirón publicitario para sacar alguna "nueva y revolucionaria" versión "homenaje" de alguno de sus productos. Una versión que será prontamente comprada por sus acólitos y seis meses después aparcada en un cajón en favor de la siguiente con 1 Megapixel más de definición.

1 comentarios:

Misósofos dijo...

Qué grandes verdades... Los acólitos de Mac tienen el cerebro más mordisqueado que la manzana a la que profesan culto. Steve Jobs era un tipo que subo hacer dinero gracias a su ineptitud.

Publicar un comentario en la entrada

 
Licencia Creative Commons
Sin Railes se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.